Temor a la oscuridad

El temor a la oscuridad es uno de los temores más comunes de los niños. Esto es también un temor con el que los adultos es más fácilmente se identifican. El adulto promedio no es tan seguro e incluso es un poco temeroso en la oscuridad. La falta de capacidad para ver claramente actúa como un incentivo a la imaginación, llevando a la mayoría de la gente a imaginar que alguien se esta acercando sigilosamente a ellos. Si tu hijo/a le tiene miedo a la oscuridad puedes consentir a tu hijo/a dejándole a él/ella la puerta abierta o dejándole una luz encendida en la noche. Mantenla a él/ella bien ocupado/a con juegos y otras actividades durante el día de manera que él/ella no tenga tiempo para pensar en sus temores. Con el tiempo él/ella se dará cuenta de que no hay nada que temer.

Acerca de boris

Soy un joven que le gusta relacionarce con aquellas personas que tengas una visión futurista y que cada día colaboren en hacer de este planeta algo mejor
Esta entrada fue publicada en Cultura General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s