Popol Voh

HISTORIA DEL TEXTO. El Popol Vuh, también conocido como “Manuscrito de Chichicastenango” o “Libro de los consejos”. Fue escrito poco después  de la conquista española, quizás por algún discípulo de los Frailes, que hablaba bien el Quiché y el español. 

            El manuscrito desapareció en medio de la catástrofe  que destruyó el señorío Quiché. Es posible que haya sido consumido por las llamas durante el incendio de Gumarcaah, provocado por los conquistadores españoles, o que de Utatlán haya pasado a Chichicastenango.   

            El destino del texto del Popol Vuh, se ignora ya que no se conoce detalles exactos del compilador, es una obra anónima. Se le considera como una obra colectiva, algunos afirman que el libro es el testimonio de las antiguas historias del Quiché, fue escrito por el indígena Diego Reinoso, protegido por el Obispo Marroquín, primer prelado  de Guatemala, pero no existe fundamento histórico y las afirmaciones al respecto son contradictorias. 

            El manuscrito de Chichicastenango, después de haber permanecido oculto por más de ciento cincuenta años, fue descubierto por el cronista, Fray Francisco Ximénez, de la orden de Santo Domingo, quien vivió en el convento de Santo Tomás de Chuilá. Se ganó la confianza de los nativos y como resultado de esta relación, pusieron en manos de él el texto original, del cual nació la primera versión castellana del manuscrito con el título de: Historia del Origen de los Indios de esta Provincia de Guatemala.

 

            Durante los años 1853 y 1854 llegó a Guatemala Carl Schezer, fue entonces cuando pudo observar en la Universidad, volúmenes  de las de las obras de Ximénez, trasladados a esa casa de estudio superiores después de la expulsión de los frailes y clausura de los conventos en 1829. 

            En 1830 Juan Gavarrete proporcionó a Scherzer una copia de la versión castellana del Popol Vuh. Gavarrete publicó otra versión del Popol Vuh. En 1855 viajó hacia Guatemala el abate Charles Ettienne Brasseur de Bourbourg, él se comunicó con Gavarrete, y fueron muy buenos amigos y él le proporcionó la versión del Popol Vuh al abate Brasseur, él se dedico a estudiar el idioma Kiché y aprendió a leer y escribir y se ocupó de la traducción del Popol Vuh, en el idioma francés, la cual fue publicada en parís en el año de 1861. 

           Este manuscrito original, fue puesto en subasta pública y fue adquirido por Edward E. Ayer. Actualmente se encuentra en la Biblioteca de Newberry en Chicago, según información de Adrián Recinos, quien lo descubrió dentro del volumen del manuscrito Artes de las Tres Lenguas (Kiché, Cachiquel y Zutuhil), obras de Francisco Ximénez. 

Acerca de boris

Soy un joven que le gusta relacionarce con aquellas personas que tengas una visión futurista y que cada día colaboren en hacer de este planeta algo mejor
Esta entrada fue publicada en Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s